Quincena 3

Quincena 3

Objetivo:

a- Analizar las Políticas agrarias: TLC, transnacionales, UPOV y patentes agrícolas. Biopiratería

b- Plantear un cuadro comparativo de los atributos de la agricultura convencional y sustentable.

Temas:

– Las diferentes políticas agrarias, su vínculo a nivel internacional y las situaciones de patentar la vida…la biopiratería.

– Los atributos comparativos de la agricultura, tanto convencional como ecológica.

Las políticas agrarias predominantes a nivel global se articulan a la perfección desde la declaración del “Consenso de Washington1 ” con la intensión explícita de formar un sistema paralelo de poder que pudiera superar las barreras de los estados nacionales y que estuviera dirigido y al servicio de las transnacionales, aunque es cierto que el Consenso de Washington no perseguía esto, según su autor. Se puede citar lo que dice Bustelo P.2 en su artículo “Desarrollo económico: del Consenso al Post-Consenso de Washington y más allá”:

“Así, en los últimos años, Williamson ha señalado en varias ocasiones que lo que él propugnaba era la disciplina macroeconómica, las privatizaciones, la economía de mercado y el libre comercio, pero en ningún caso el monetarismo y la Economía de la oferta, los impuestos muy bajos, un Estado minimalista y la libre circulación de capitales3

Se podría concluir, a la luz del tiempo que ha pasado, que la estructura de poder tomó el documento de noviembre de 1989 de Williamson y lo interpretó según sus necesidades, implantó la monetarización, la libre circulación de capitales y forzá al establecimiento de estados minimalístas porque estas acciones hacían que los sistemas de control de los estados nacionales se vinieran abajo, fortaleciendo el poder de las transnacionales.

El Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y Rep. Dominicana es a la vez una acción resultante de la estrategia de imponer estas políticas, que en principio se pensaron para que fuera adoptadas colectivamente, pero que al tener oposición se optó por los acuerdos bilaterales. Con esto facilitaban avanzar con el proceso porque les era posible negociarlo con los países más proclives y con los gobiernos más favorables. Sin embargo el tratado, como lo señala Henry Mora, “es mucho más que un simple tratado sobre comercio de mercancías y servicios. Además de implicar normas comerciales liberalizadoras para la compra-venta de los productos y servicios (exportaciones e importaciones); define reglas supranacionales en áreas claves para el desarrollo y el combate a la pobreza, como la propiedad intelectual, el ambiente, la inversión, la agricultura, los temas laborales, las disputas judiciales, las políticas públicas y el papel del Estado (entre otras), con consecuencias políticas, económicas y sociales de largo alcance para todos los pueblos centroamericanos.4

Entre las normas más fuertemente reforzadas por el TLC con USA están las que tienen que ver con Propiedad Intelectual. En el caso particular de Costa Rica, esta parte fue de especial interés, pues a pesar de que el capítulo particular sobre esa materia de ese tratado es una pequeña fracción del mismo, a la postre, cuando se tuvo que aprobar el conjunto de leyes para su implementación, siete de las doce leyes tenían que ver directamente con propiedad intelectual.

Las leyes aprobadas asociadas a ese tratado están:

MODIFICACIÓN DE LA LEY DE PROTECCIÓN AL  REPRESENTANTE DE  CASAS EXTRANJERAS, N.o 6209, Y DEROGACIÓN DEL INCISO B)    DEL ARTÍCULO 361 DEL CÓDIGO DE COMERCIO, LEY N.o 3284 Documento PDF
MODIFICACIÓN DEL CÓDIGO PENAL, LEY N.o 4573,   Y LA LEY CONTRA LA CORRUPCIÓN Y EL ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO, N.o 8422 Documento PDF
PROTECCIÓN DE LAS OBTENCIONES VEGETALES Documento PDF
MODIFICACIÓN DE VARIOS ARTÍCULOS DE LA LEY DE MARCAS Y OTROS SIGNOS DISTINTIVOS, LEY N.o 7978, DE LA LEY DE PATENTES DE INVENCIÓN, DIBUJOS Y MODELOS INDUSTRIALES Y MODELOS DE UTILIDAD, N.o 6867, Y DE LA LEY DE BIODIVERSIDAD, N.o 7788 Documento PDF
APROBACIÓN DE LA ADHESIÓN DE COSTA RICA AL TRATADO DE BUDAPEST SOBRE EL RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL DEL DEPÓSITO DE MICROORGANISMOS A LOS FINES DEL PROCEDIMIENTO EN MATERIA DE PATENTES Documento PDF
APROBACIÓN DEL CONVENIO INTERNACIONAL PARA LA PROTECCIÓN DE LAS OBTENCIONES VEGETALES (UPOV) Documento PDF
APROBACIÓN DE LA ADHESIÓN DE COSTA RICA AL TRATADO SOBRE EL DERECHO DE MARCAS Y SU REGLAMENTO Documento PDF
LEY GENERAL DE TELECOMUNICACIONES Documento PDF
LEY REGULADORA DEL MERCADO DE SEGUROS Documento PDF
MODIFICACIÓN DE VARIOS ARTÍCULOS DE LA LEY DE PROCEDIMIENTOS DE OBSERVANCIA DE LOS DERECHOS DE PROPIEDAD INTELECTUAL, N.o 8039 Documento PDF
FORTALECIMIENTO Y MODERNIZACIÓN DE LAS ENTIDADES PÚBLICAS DEL SECTOR TELECOMUNICACIONES Documento PDF
APROBACIÓN DE VARIAS ENMIENDAS AL TRATADO DE LIBRE COMERCIO REPÚBLICA DOMINICANA – CENTROAMÉRICA-ESTADOS UNIDOS, APROBADO POR LA LEY N.o 8622, DE 21 DE NOVIEMBRE DE 2007; Y APROBACIÓN DEL PROTOCOLO POR EL QUE SE ADICIONAN DISPOSICIONES EN MATERIA DE ACUMULACIÓN TEXTIL AL TRATADO DE LIBRE COMERCIO ENTRE EL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA DE COSTA RICA Y EL GOBIERNO DE LOS ESTADOS UNIDOS   MEXICANOS, APROBADO POR LA LEY N.o 7474, DE 20 DE DICIEMBRE DE 1994 Documento PDF
Nota: A pesar de que se aprobaron esas leyes a inicios de este años tuvieron que hacer un último proyecto de tres artículos para modificar las siguientes leyes:  Ley de Derechos de Autor y Derechos Conexos, la Ley de Procedimientos de Observancia de los Derechos de Propiedad Intelectual y la Ley de Información No divulgada. Este proyecto de ley se encuentra en consulta en la Sala Constitucional.

De esta manera se puede pensar que los verdaderos objetivos de una legislación como esta realmente iban más allá de solo darle posibilidad a los habitantes de hacer comercio sin restricciones, porque si eso fuera así no se necesitaría regular tanto cosas que no tienen que ver con el libre comercio como lo es la propiedad intelectual y menos se haría necesarias tantas nuevas reglas para la explotación de derechos de propiedad sobre seres vivos y menos quitándole las protecciones a los productos tradicionales. Tal es el caso de no proteger las variedades agrícolas de los pueblos aborígenes del país.

Los primeros esfuerzos por llevarnos a la situación actual se dieron entre 1986-1993, bajo las negociaciones de la Ronda de Uruguay. La Dra. Silvia Rodríguez Cervantes señala que “Simplemente se materializó la tendencia agresiva e implacable hacia la unificación mundial de las condiciones y exigencias para otorgar propiedad intelectual sobre seres vivos, ya que se aceptó la obligación de que todos los países miembro concedieran patentes sobre microorganismos y sobre procesos biotecnológicos (Art. 27. 3 b de los ADPIC). 5

Este acto ya fue suficientemente agresivo y va mucho más allá de lo que la gente común piensa, pues a primera vista qué importancia tiene otorgar derechos sobre seres que no se ven. Lo que no se toma en cuenta cuando se piensa así es que la cantidad de seres vívos unicelulares o microscópicos es muchas veces mayor que la de los seres macroscópicos y muchas veces más que la de los seres superiores tales como plantas gimnospermas o angiospermas, o animales.

Por su parte la legislación hasta ese punto no obligaba a dar patentes sobre animales o plantas, sí decía que se debería de dar una protección especial “eficaz sui géneris” a las varidades de plantes, aunque cada cual podría establecerla según sus conveniencias.

De hecho en Costa Rica se trabajó por mucho tiempo en la creación de la ley para la protección especial “sui géneris” y por eso se había rechazado ya el convenio de la El Convenio de la Unión Internacional para   la Protección de Variedades de Plantas (UPOV).  Este convenio fue creado por seis países europeos en 1961 y sus actas son de acatamiento obligatorio para sus miembros. Sin embargo los acuerdo del mismo fueron variando hasta que en 1991 se establece un marco muy similar al de las patentes aplicable a las variedades de plantas.

El tratado explícitamente señala que se aplicará a variedades las define así:

CAPITULO I DEFINICIONES
Artículo 1 Definiciones
A los fines de la presente Acta:
……
vi) se entenderá por “variedad” un conjunto de plantas de un solo taxón botánico del rango más bajo conocido que, con independencia de si responde o no plenamente a las condiciones para la concesión de un derecho de obtentor, pueda
–       definirse por la expresión de los caracteres resultantes de un cierto genotipo o de una cierta combinación de genotipos,
–       distinguirse de cualquier otro conjunto de plantas por la expresión de uno de dichos caracteres por lo menos,
–       considerarse como una unidad, habida cuenta de su aptitud a propagarse sin alteración;

La Dra. Rodríguez señala que “Otro cambio importante fue el reconocimiento de la doble protección: una misma persona o empresa podría aspirar a adquirir derechos de propiedad intelectual acogiéndose a la UPOV 91 y también a la legislación de patentes.5

Esta regulación calzó como anillo al dedo en la política de expandir la aplicación de la legislación sobre propiedad intelectual y es así que termina siendo aprobada una clausual del TLC en la que se obliga a que los miembros del tratado con USA y Centroamérica debía aprobar el tratado de UPOV.

Así es como se consolidad legalmente lo que los oponentes a estas normas llamamos Biopiratería, pues al eliminarse las normas de protección de los materiales de las poblaciones aborígenes (semillas, plantas que recolectan, etc) y a la vez darse la posibilidad de proteger vía UPOV un trabajo derivado de estas, se está lesionando un derecho que se ha tenido por todos los tiempos de utilizar la semilla que uno mismo producía en su parcela o predio y más si esta llega a contaminarse y por tanto pueda presentar características de la variedad protegida por UPOV. Así mismo se pueden hacer prospecciones de plantas y otros seres y someterlos a los regímenes de protección de los derechos de obtentores de variedades vegetales, sin importar que esas plantas originarias o el conocimiento del uso de una planta haya estado en el dominio público por siglos y desconociendo que el trabajo para escoger una variedad primitiva lo haya hecho una comunidad para el bien común bajo un trabajo totalmente colaborativo. Todo esto no importa, ahora, con las nuevas leyes simplemente se le otorga un imperio monopólico al obtentor.

La gran duda que desborda toda esta historia inicia con el conocimiento que tenemos hoy día sobre el fenómeno del calentamiento global, sobre todo por sus efecto sobre la agricultura. Debido a la acción de monopolizar la producción de semillas bajo los esquemas que se describen anteriormente y los efectos de expandir la tecnología producto de la Revolución Verde, nos encontramos con que gran parte de las semillas primitivas se han reemplazado por semillas “mejoradas” y pongo mejoradas entre comillas porque esas semillas se hicieron bajo el supuesto de que se podía seguir con los sistemas de monocultivo con todas sus implicaciones, tales como la dependencia de los combustibles fósiles y de una gran variedad y cantidad de insumos externos al predio. Por eso es que apenas con los primeros efectos de calentamiento global, los agricultores de diversas partes del mundo se están quedando si capacidad de producción, puesto que sus variedades, al ser seleccionadas para altos rendimientos en condiciones de monocultivo, no logran soportar efectos climáticos drásticos.

Es así que aunque las estructuras de poder se opongan, la realidad será implacable y testaruda, por lo que tarde o temprano se deberá volver al sistema de cultivo tradicional, con predios pequeños, integrados, diversificados y donde la fertilidad natural de suelo será uno de los tesoros más protegidos. Sin embargo se enfrentará un problema muy difícil, porque no es solo decir que se vuelva a los sistemas tradicionales, por ejemplo para producir “frijol tapado6 ”, porque una clave de esos sistemas era la semilla que se usó y que difícilmente se tendrá a disposición ya que la mayoría se a perdido.

Por esto es que investigadores como el Dr. Ken Street están trabajando en recolectar una gran variedad de semillas que se pueden considerar primitivas. Este señor presenta sus esfuerzo a la comunidad en general en un documental titulado “The Seed Hunter7 ” y en la presentación señala: “In the remotest parts of the Middle East and Central Asia, the genetic origins of our daily bread and other food still survive. The crops growing here have taken centuries to develop robust genetic traits that allow them to thrive in the harshest of climates. Scientists around the world want access to these genes so they may be integrated into food crops compromised by global warming.”

Está por verse cual va a ser la disponibilidad de estos materiales, que como dice el Dr. Street, son oro verde, pues ya en este tiempo se pueden usar para conocer las características genéticas que los hacen, por ejemplo, resistentes a las sequías, pero todavía serán más importantes cuando los fenómenos climáticos sean más severos dado el cambio por el calentamiento global.

En este contexto es que se entiende todavía mejor el objetivo básico que se indica en el Capítulo 5 del material de lectura de esta quincena, cuando se señala que: “se basa en sistemas de producción diversificados, que buscan la máxima eficiencia ambiental, energética y económica, y que parten de las necesidades alimentarias básicas de nuestra población en vez de centrarse únicamente en producir en forma intensiva para la explotación”

Además de este objetivo también es básico que estos sistemas de producción se busca dejar espacio para la naturaleza misma y posiblemente con esto se logre que muchos elementos naturales, que ahora están fuera de los procesos productivos, más bien se integren a los sistemas productivos. Si la naturaleza simplemente se destruye para montar un sistema de producción, desde un punto de vista ético, se está ante un delito de gran magnitud, se pierde la oportunidad de descubrir posibles formas de obtener riquezas, evitar externalidades, entre otras, pero además se priva a las futuras generaciones del potencial natural que les pertenecía.

Por esto último no puedo terminar si indicar la indignación que había sentido cuando el Presidente Arias decretó que un proyecto de minería a cielo abierto para extraer oro fuera de interés nacional, sin importar de que para ello haya que destruir bosques importantes o que el mismo se sitúa a muy poca distancia del río más importante de Centroamérica y obviando las nefastas experiencias que se habían dado previamente en el País.

El duelo nacional por estas acciones continúa porque ayer la Sala Constitucional dio un voto negativo a los recursos de amparo que presentaron ecologistas para frenar el desarrollo de dicho proyecto y dándole carta blanca para la destrucción del medio ambiente y de una de las pocas manchas de recuperación forestal que podría albergar a la lapa verde que vive en el norte del País, amen de la destrucción de bastantes hectarias de suelos que no podrán ser usados por varios siglos.

En resumen quiero citar que el problema de la biopiratería nace de la misma concepción y uso de la legislación de la propiedad intelectual, la cual se ha vuelto un instrumento para fortalecer la estructura de poder transnacional y que va en contra del pensamiento que originó las normas y como dicen en el libro de ¿Un mundo patentado?, apuntado anteriormente, con estos intrumentos se están haciendo las privatizaciones del conocimiento, cosa que se puede considerar el cercamiento final al estilo de los procesos que se dieron en antaño cuando se tiró alambre de púas sobre las tierras que eran comunes.

Creo que es muy meritorio tomar en cuenta, para reflexión final, el pensamiento de Thomas Jefferson a la hora de discutir sobre este tema: “si la naturaleza ha creado alguna cosa menos susceptible que las demás de ser objeto de propiedad exclusiva, esa es la acción del poder del pensamiento que llamamos idea, algo que un individuo puede poseer de manera exclusiva mientras la mantenga guardada. Sin embargo, en el momento en que se divulga, se fuerza a si misma a convertirse en posesión de todos, y su receptor no puede desposeerse de ella. Su peculiar carácter es también tal, que nadie posee menos de ellas porque otros posean el todo. Aquel que recibe una

idea mía, recibe instrucción sin mermar la mía, del mismo modo que quien disfruta de mi vela encendida recibe luz sin que yo reciba menos. El hecho de que las ideas se puedan difundir libremente de unos a otros por todo el globo, para moral y mutua instrucción de las personas y para la mejora de su condición, parece haber sido concebido de manera peculiar y benevolente por la

naturaleza, cuando las hizo, como el fuego, susceptibles de expandirse por todo el espacio, sin ver reducida su densidad en ningún momento y como el aire en el que respiramos, nos movemos y se desarrolla nuestro ser físico, incapaz de ser confinadas o poseídas de forma exclusiva. Las invenciones, pues, no pueden ser, por naturaleza, sujetas a propiedad .”

1 Se entiende por Consenso de Washington un listado de políticas económicas consideradas durante los años 1990 por los organismos financieros internacionales y centros económicos con sede en Washington DC (Distrito de Columbia), Estados Unidos, como el mejor programa económico que los países latinoamericanos debían aplicar para impulsar el crecimiento. A lo largo de la década el listado y sus fundamentos económicos e ideológicos, tomaron la característica de un programa general.

2 Profesor Titular de Universidad, Departamento de Economía Aplicada 1, Universidad Complutense de Madrid

3 2003. Bustelo P.  Desarrollo económico: del Consenso al Post-Consenso de Washington y más allá, Versión digital en http://www.ucm.es/info/eid/pb/BusteloPCW03.htm

4 Mora. H, 2006, VERDADES A MEDIAS, MENTIRAS Y VILES MENTIRAS EN EL DEBATE POLÍTICO­ IDEOLÓGICO SOBRE EL TLC , versión digital

5 Rodríguez, S. 2005. Estrategias cambiantes y combinadas para consolidar la propiedad intelectual sobre la vida y el conocimiento en ¿Un Mundo Patentado? La Privatización de la Vida y del Conocimiento, Ediciones BÖLL, http://www.boell-latinoamerica.org/download_es/Libro_biopolitica.pdf

6 Sistema de siembre muy usado por los campesinos costarricenses hasta los años setenta y que consistía en regar semilla de frijol en un campo que estaba cubierto por malezas (tacotal). Una vez que se hacía esto se cortaba la maleza con machete. Bajo estas condiciones el frijol germinaba y debido a su propio crecimiento y los residuos vegetales, el frijol lograba crecer sin mucha maleza y finalmente se cosechaba. Fue muy combatido e incluso se dió instrucción desde los entes gubernamentales, a partir de proyectos de extensión, para que los agricultores dejaran esa práctica, adoptaran los sistemas de monocultivo mecanizado y hasta se les ofreció créditos para esto.

7 http://www.seedhunter.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: