Primera Quincena

Objetivos

a- Comprender y reflexionar sobre la situación ambiental imperante en el mundo y la realidad de la agricultura nacional.

b- Analizar y comparar los diferentes estilos de desarrollo.

c- Caracterizar los principales aspectos sobre la globalización.

Temas:

– Agricultura y ambiente: crisis social y ambiental actual.

– Globalización y estilo de desarrollo convencional: ejemplo de la agroindustria neoliberal.

Tema de discusión:

  1. Caracterice en la relación agricultura y ambiente: la crisis social y ambiental actual.
  2. Plantee un análisis de la globalización y estilo de desarrollo convencional, con énfasis en la agroindustria.

Respuesta

No se puede caracterizar la crisis social y ambiental sin antes haber considerado las condiciones actuales del sistema político económico que nos rige y determina. Sobre todo porque es a pesar de este y no gracias a este que se puede encontrar salidas al crisis social y ambiental.

Un resumen bastante didáctico del actual sistema político-económico planetario lo encontramos en el documental del Annie Leonard, titulado “The story of stuff” (www.storyofstuff.com)

En este corto vídeo se presenta cómo se volvió el sistema económico en un fin en sí mismo y así se pasó de pretender o de creer que se pretendía que la vida social tenía que regirse por grandes valores y principios, tales como la solidaridad, el bien común, la democracia, a una única directriz, el consumo. Así no solo la gente común se definió a sí misma por lo que tenía y consumía, sino que hasta los presidentes lo hicieron (o quizás estos antes).

A quién benefició este enfoque? Lógicamente a los más poderosos y que normalmente están agrupados en sus grandes transnacionales.

La explicación de Annie Leonard se basa en el ciclo de vida de las cosas y nos dice que los libros señalan que este ciclo tiene cinco etapas: extracción, producción, distribución, consumo y descarte(EPDCD). Lógicamente, como era de suponer, esta es una visión simplista y falaz. Primero bajo esta concepción se ocultan muchas de las cosas que pasan y segundo, se presenta como si fuera un sistema lineal. Pero resulta que el planeta es un sistema finito. En ese sentido lo primero que se esconde son los límites.

Entre los elementos que no se mencionan dentro del esquema EPDCD es que en todas las etapas existen personas que viven, trabajan y dependen de el. Por esto también se omite que no todas las personas tiene la misma influencia en el sistema, de hecho el grupo de personas que más ha influido en el tiempo sobre este sistema es el Gobierno. Sin embargo en nuestra época hay otros grupos humanos que influyen más sobre el esquema EPDCD. Estos son las corporaciones, constituidas sobre todo sobre el andamiaje de transnacionales. Un dato que resalta la influencia de las corporaciones o transnacionales sobre el esquema EPDCD es que de las 100 economías más grandes, 51 son corporaciones. Así estas gigantescas máquinas capitalistas se han vuelto los amos y señores y hasta los gobiernos (caso del actual en Costa Rica), se han dedicado a mejorar las condiciones para estas megaempresas aún en detrimento de la gente común. Ejemplos sobran. Solo hace falta ver los periodicos nacionales para encontrarlos, pero se pueden citar casos clarísimos como la aprobación de leyes que van más allá de lo demandado en tratados, como es el caso de las leyes, conocidas como leyes de implementación del TLC, que han dado condiciones más favorables que las que el mismo TLC solicitaba como sucedió con las leyes de propiedad intelectual y los casos de las farmacéuticas y las empresas de agroquímicos. Estos esfuerzos los está remachando el Poder Ejecutivo con reglamentos totalmente consistentes con estas acciones. Lógicamente el resto del esquema está plagado de personas que tiene poca o nada de capacidad para influirlo en forma individual.

El esquema EPDCD se topa con un primer límite desde la primer etapa, la extracción. Ordinariamente la extracción está asociada a lo que los economista llaman sector primario y que reúne principalmente al sector agrícola, explotación acuífera y minera. Esta explotación se caracteriza por ser fundamentalmente depredadora, con el agrabante de que la mayoría de las veces ni si quiera se sabe o reconoce dicha condición y trae como consecuencia la perdida o destrucción total de los recursos y que en el mejor de los casos, tal vez se podrían recuperar a muy largo plazo. En múltiples ocasiones la pérdida es definitiva, por ejemplo, cuando se extingue una especie. Así un dato impresionante que da la señora Leonard dice que en Estados Unidos solo queda un 4% de los bosques originales, pero todos podemos recordar la historia de los búfalos americanos (en realidad bisontes) que fueron reducidos de los 80 millones aproximados, antes de la llegada de Colón, a como 750, que se estimaron vivos en 1890 (http://es.wikipedia.org/wiki/Bison_bison) y que ahora se estiman en unos 350 mil. Este gran exterminio se hizo, según se dice, para usar sus pieles, pero otros señalan que fue la forma de dejar sin medios a los bravos aborígenes de las planicies que van desde México a Canadá. En nuestros días tendríamos que mencionar la destrucción del Amazonas y de los sistemas marinos, ambas con inconmesurables consecuencias.

También se da el dato de que si toda la población del mundo consumiera igual que los pobladores de los Estados Unidos, que son solo el 5% del total de la población del mundo, se necesitarían alrededor de 3 o 5 planetas, dato que es fácil de estimar con el índice de la huella ecológica que también se cita en el texto del capítulo 1 titulado “Sociedad, Agricultura y Ambiente” del los profesores Dr. Roger Martínez Castillo y Dr. Jorge Loaiza Cárdenas.

La respuesta a la devastación local de los países desarrollado ha sido simple. Trasladarse y tomar los recursos de otras zonas. Por supuesto estas zonas están en lo que ellos titularon “Tercer Mundo”. Así desde siglos atrás se ha practicado esta acción. Los moradores de esta primer década del siglo XXI y que comprendemos el mundo desde esta óptica, nos recuerda a Afganistán e Irak, entre otros.

Otros datos que da la señora Leonard sobre esta práctica son que para esta década ha desaparecido el 80% de los bosques originales del planeta, se estima que del Amazonas desaparecen 2000 árboles por minuto. Claro hemos construido máquinas realmente impresionantes, pero que por sí mismas simbolizan la capacidad de depredar los recursos naturales como la que se puede ver en el link siguiente: Máquina!!???

Por supuesto las personas del llamado Tercer mundo tienen poco valor y más si no son dueños de los medios de producción o no tienen capacidad de compra. En este caso su valor es prácticamente de cero.

La siguiente fase tiene que ver con la producción (debe entenderse como industrialización). En ella se introduce una gran cantidad de energía, químicos y recursos naturales y se producen muchos productos. Estos productos no suelen ser inocuos, pues podrían llevar toxinas o, si son alimentos, haber sido genéticamente alterados. Así y debido al uso de estos productos, se ha encontrado que la leche materna es uno de los alimentos más contaminados con químicos tóxicos.

Bajo este esquema de producción, los trabajadores de las fábricas son las personas más expuestas a la contaminación con tóxicos donde la franja poblacional más perjudicada, por supuesto son la mujeres, que dadas las condiciones no tienen opciones para evitar esta situación de clara desventaja y explotación. Por supuesto, si los recursos naturales locales han sido devastados lo que producen los pueblos son grandes ingente de personas que no tienen alternativas más que la de aceptar trabajos en esas condiciones. Aquí otra vez la señora Leonard da otro dato impactante. Nos cuenta que alrededor de 200.000 personas al día se deben desplazar de sus ambientes ancestrales a vivir en las ciudades. Aquí traería a colación algunos datos de lo que sucede en China y la India, pero que no tengo a mano. Sin embargo trataré de conseguirlos. Los había leído en una revista de National Geographic. Uno de los artículos comentaba como en la India, los trabajadores de las fábricas de ropa solo se alternavan cada 12 horas entre estar sentados al frente de la máquina de cocer y tumbados en el suelo de la fábrica para dormir, dado que no tenía a donde irse por la pobreza. Así se exporta ropa muy barata y contra la cual no podemos competir si se tiene condiciones laborales mínimas, tal y como sucede en CR.

Retomando el proceso productivo en sí, otro efecto indeseable es que hacer esos productos normalmente implicó crear un proceso muy rentable pero que no consideró la contaminación que produce. En los Estados Unidos, la industria admite producir 2.000.000.0000 kilogramos de químicos tóxicos por año. Así es que se tomó la medida de trasladar parte de esa industria a otros lugares del “Tercer Mundo”, sin embargo, debido a que la globalización es un hecho natural antes que económico, resulta ser que no importa a donde se de la contaminación, si es a gran escala, al final afecta todo el sistema.

La siguiente fase del sistema resulta ser la Distribución. Aquí la meta es vender todo rápido y a bajo precio, y mantener a todos los que tiene capacidad de compra consumiendo. Una pregunta salta aquí. Cómo se mantienen todos los precios bajos? Bueno pues el esquema necesita pagar bajos salarios, estatimar o hasta eliminar los seguros de salud. En otras palabras, se trata de externalizar los costos reales de producción. En otras palabras los precios de los bienes no consideran los verdaderos costos.

El vídeo que se da en el documental de Annie Leonard sobre una radio que tenía un precio de 4.99 dólares es muy claro. Ella se pregunta cómo puede ser tan barata y concluye que otros y sobre todo la gente de países del “Tercer Mundo” pagan los restantes costos. Así hay que dar el dato de lo impresionantemente malo que ha sido la minería del coltan para los africanos. Da pena, pero mucho de lo bueno que nos pasa con nuestros aparatos electrónicos (computadoras portátiles, teléfonos celulares) la han pagado esa gente con sangre.

La siguiente parte de la cadena EPDCD es la más importante dentro de la lógica del sistema. Es tan importante, nos reporta Leonard, que luego del ataque del 11 de setiembre, Bush dijo que se debía seguir comprando. Con esto se sostiene el sistema. Algo así como lo que dijo Obama cuando se declaró la emergencia financiera de los dos últimos años. En Estados Unidos, luego de seis meses se ha desechado el 99% de todo lo que se produjo. Un “gringo” de hoy consume el doble de lo que consumía alguien de ese mismo origen en 1950.

Es impresionante pensar como el esquema mental que se nos enseñó a los niños de antes de los 70, en particular en CR, aquello de ahorrar y ser cautos, frugal, evitar la ostentación, cambió por consuma porque mientras más lo hagas, más valorado serás.

Como explica Annie, en el vídeo que comento para caracterizar el sistema económico actual, después de la Segunda Guerra Mundial, con base en lo que propuso Victor Lebow. Cito lo que indicó Lebow y lo que siguió:

Nuestra economía, enormemente productiva, exige que hagamos del consumo nuestro estilo de vida, que convirtamos el comprar y utilizar bienes, en auténticos rituales, que busquemos nuestra satisfacción espiritual, la satisfacción del ego, en el consumir… necesitamos que se consuman cosas, se quemen, se sustituyan, y se tiren, todo ello a un ritmo cada vez más rápido”.

El consejo de asesores económicos del presidente Eisenhower declaró: “el propósito último de la la economía americana debe ser el producir más bienes de consumo.” No una mejor atención sanitaria, educación, vivienda, transporte, ocio, o menos pobreza y hambre, sino abastecer de más y más cosas a los consumidores.

Cuando las cosas se diseñan para que estén bien hechas, y sean duraderas, llega un momento en que los mercados se saturan. Para lograr un mercado sin fin se introduce la obsolescencia rápida (pensemos en coches, ropa, ordenadores…) Y con lo desechable, cuando un artículo se usa una vez y se tira, el mercado nunca alcanzará la saturación.” Vease también http://www.ecoportal.net/content/view/full/25845

Así entonces se inventa la obsolescencia y donde las computadoras y todo el mundo digital son muy buenos ejemplos. Aquí no hablo solo de cosas, también hablo de servicios y entre ellos resalto el software. Quién no ha oido hablar de Windows, bueno solo hay que recordar Windows 3.1, Windows 95, Windows 98, Windows XP, Windows Vista y Windows 7. Por cierto estos dos últimos con diferencias realmente cortas en el tiempo y a pesar de todo Windows 7 ya hizo obsoleto a Windows Vista.

Bueno con este descabellado interés por consumir llegamos a la última parte del sistema, pues todo lo que consumimos y dejamos de usar debe ser desechado. En caso todo el mundo, con excepciones pocas pero notables, eso significa botar a la basura. Basura! No sé cuanto producimos los ticos, pero el dato de Leonard es que se produce dos kilogramos por persona/día en Estados Unidos. Esto quiere decir que si fueran 300 millones de personas, se producen 600 millones de kilogramos de basura por día. No puedo ni imaginar la cantidad de basura de San Carlos. Ese número solo me abruma. Lo más lamentable es que esa desbastadora cifra solo es lo visible por cada uno de nosotros, pero la gran masa de basura es generado en las etapas anteriores del esquema EPDCD y no solo en la última. Según Leonard por cada tanto de basura desechada a nivel de los consumidores, se desechan 70 tantos de los otros procesos. En otras palabras 70X600 millones.

Esa es la razón por la que no sirve solo pensar en reciclar o reutilizar las cosas.

Bueno, en medio de este sistema es que está la agricultura, que no escapa a ello y es parte del problema.

Lógicamente la agricultura tiene procesos particulares que dan fenómenos que se pueden caracterizar y que muestran diferencias, pero en general a la agricultura le ha pasado lo mismo que a otros sectores productivos, solo que en la agricultura has sido más evidentes y ha afectado más a la población del campo. Uno de estos procesos es la transformación a la agricultura capitalista, lo cual implica que esta también pasa de manos. Antes encontrábamos mucho productores, ahora encontramos obreros y una pocas transnacionales haciendo la producción de lo que ellos creen conveniente para sus intereses.

Se me viene a la mente la situación de México. Antes del TLC con USA y Canadá, eran autosuficientes en maíz. Podíamos decir que ellos cultural y económicamente eran los “hombre de maíz”, pero el ataque transnacional ha sido tal que hoy tiene que vivir del maíz importado del norte. Esa nueva condición, casi paradojica, los llevó a vivir la famosa crisis de las tortilla. Recupero la noticia de elmundo.es como reseña de lo sucedido y que otra vez es solo la punta: http://www.elmundo.es/mundodinero/2007/01/31/economia/1170261989.html

2 comentarios to “Primera Quincena”

  1. Edgardo Vargas Says:

    No recordé, cuando hice el documento, que en youtube existía una versión de la película con subtítulos en español.
    También existe ahora una versión doblada a español, pero como esos trabajos son por colaboradores, el doblaje no es tan bueno, aunque se agradece.

    Copie los url en su browser para que pueda ver el vídeo. Está dividido en tres porque en youtube dejan subir vídeos de menos de 10 minutos en forma gratuita. De más larga duración hay que pagarlos, por eso la gente adopta la modalidad de subirlos en pedazos.

  2. María Says:

    Hace dos días puse este mismo vídeo en mi FB, pues hice un comentario a Amelia Rueda, quien indicaba que este lunes es el día del consumidor…no sé de qué hablará ella, sin embargo yo indiqué que debemos cambiar nuestros hábitos de consumo, pues estamos acabando con nuestros limitados recursos y recomendé ver el vídeo, que ya lo había propuesto otra persona también. Comenté sobre el hecho de que compramos un “aparato” nuevo como un celular o un ipod, aunque los otros todavía sirven, sólo porque ahora hay uno más moderno, con más aplicaciones, jueguitos, etc.

    Tenemos serios problemas si queremos consumir tanto como consumen los estadounidenses, pues efectivamente necesitaríamos varios planetas más. Pero quizás nosotros mismos, los consumidores podríamos tener la solución, si en vez de comprar otro radio arreglamos el que teníamos ( que sale más caro por cierto, pero el asunto es ser responsable), no comprar un celular nuevo sólo porque es de “ultima generación”…no es lo para para lo mismo? llamar, llamar y ya, para eso me sirve igual el “ladrillo” que el miniatura que en el bolso de una mujer sería casi imposible encontrar. Preguntarnos si realmente necesitamos lo que queremos comprar o simplemente es un deseo para aliviar una depresión (ese fue el consejo de una psicóloga hace unos años que estuve deprimida: vaya cómprese ropa y tíñase el pelo de otro color) o porque nos sentimos de un nivel social más alto, o sólo por aparentar….

    También podemos exigir que en cada producto se pueda comprobar todo el ciclo de vida del mismo con buenas prácticas ambientales…y sociales, pues la explotación que se da en países como China o India, por poner un ejemplo es deprimente. Se de una empresa (no diré el nombre) que usa mano de obra infantil para hacer juquetitos que con la mano de un adulto no sería posible, pues se estropearían…. Necesitamos ese objeto hecho en China que cuesta 200 colones o lo compramos sólo porque es barato? En España existen las tiendas “todo a un euro”, que antes estaban en manos de españoles, pero ahora los dueños son chinos….ahí voy con mi tía, quien tiene un salario bajo porque trabaja en un comedor infantil haciendo un trabajo equivalente a lo que sería en CR un conserje….pero ella tiene que ir, porque hay que comprar….cuando veo las cosas que compra le pregunto: para qué sirve eso? y la respuesta…no sé pero por un euro….que más da.

    En la agricultura, hablar de esto sería nunca acabar….nos contaminan nuestras fuentes de agua y nuestros cuerpos de tanto agroquímico, pero es necesario, porque tienen que ir las frutas bien bonitas, con un bello color…porque así lo exige el mercado….por favor, nos estamos envenenando….y ya no vamos a la feria del agricultor, porque ahora ellos le venden a las grandes cadenas de supermercados, cuyos productos compran a precios ridículos y nos los venden carísimos.

    Otro problema para nuestros bosques….la “brillante” idea de los “biocombustibles”, pero sería muy largo de explicar y bien lo pueden buscar en internet, al fin de cuentas no es mi blog.

    http://www.renovables-energia.com/2009/05/desventajas-y-efectos-negativos-de-los-biocombustibles/

    En fin, que estamos presenciando la agonía de nuestro Planeta y evidentemente nuestra propia muerte y, quienes pueden tomar las decisiones están, sordos, ciegos y mudos, o simplemente les importa un bledo.

    Obviamente por mi formación y mi trabajo en el campo ambiental, mis comentarios llevan ese rumbo y no me meto en temas económicos.

    Gracias por la preocupación y por exponer estos temas tan importantes.

    María

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: